El erotismo de James Joyce

Comparto esta carta escrita por James Joyce, dirigida a Nora Barnacle, con quien mantuvo una relación desde 1904, casándose con ella hasta 1931, diez años antes de la muerte del autor.

Dublín, 13 de diciembre de 1090.

Estaría encantado de sentir mi carne cosquilleando bajo tu mano. ¿Sabes a qué me refiero, Nora querida? Deseo que me golpees, o que me azotes incluso. No de juego, querida, sino en la forma más seria, en mi piel desnuda. Me gustaría que fueras fuerte, fuerte, querida, y tuvieras un grande y orgulloso pecho y unos muslos grandes y gordos. Me encantaría que me latiguearas, ¡Nora, mi amor! Amaría hacer algo que te molestara, incluso algo trivial, quizá alguno de mis sucios hábitos que te hacen reír: y después escuchar cómo me llamas a tu habitación y encontrarte sentada en tu silla, con tus muslos gordos lejos uno del otro y tu cara roja de ira, con un bastón en la mano.

Que señales lo que hice y después con un movimiento iracundo me jales hacia ti y me pongas boca abajo sobre tu regazo. Después sentir cómo tus manos bajan mis pantalones y mi ropa interior, cómo levantan mi camiseta, y luchar entre tus brazos fuertes y tu regazo, sentir cómo te inclinas hacia mí —como una enfermera enojada dándole una golpiza al trasero de un niño— hasta que tus grandes pechos casi me tocaran y yo te sintiera azotándome, azotándome, azotándome brutalmente en mi desnuda y temblorosa piel…

…..

El lado poco conocido de un gran autor.

Anuncios

Un comentario en “El erotismo de James Joyce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s