La literatura gótica

Muchos géneros literarios han nacido, desarrollado y dejado huella en la historia universal de las letras, pero pocos lograron penetrar tanto y dejar una marca tan profunda como lo hizo la literatura gótica. ¿Cuál fue la razón? Desconozco. Quizás la atmósfera atrayente, la trama, los personajes que se desenvuelve en sus páginas, o quizá simplemente esa curiosidad innata en cada ser humano ante lo extraño y desconocido. Sea cual sea el motivo, la narrativa gótica azotó el mundo literario con fuerza y hoy en día su sombra sigue avanzando en las mentes lectoras.

¿Gótico o terror? ¿Cuál es la diferencia? No hay respuestas. Nadie ha podido determinar cuál es una y cuál es otra, simplemente van de la mano; se podría denominar “terror gótico“. Al parecer es lo más conveniente.

literatura_gotica

El autor argentino César Fuentes Rodríguez desglosa algunas de las características de la novela gótica:

Eventos sobrenaturales o de difícil explicación.

Profecía ancestral (una maldición pesa sobre la propiedad o sobre sus habitantes, presentes o remotos).

La intriga se desarrolla en un viejo castillo o un monasterio (importancia del escenario arquitectónico, que sirve para enriquecer la trama).

Atmósfera de misterio y suspense (el autor crea un marco o escenario sobrenatural capaz, muchas veces por sí mismo, de suscitar sentimientos de misterio o terror).

Emociones desbocadas (los personajes están sujetos a pasiones desenfrenadas, accesos de pánico, agitaciones del ánimo tales como depresión profunda, angustia, paranoia, celos y amor enfermizo).

Falacia patética (las emociones de los protagonistas intervienen en la apariencia de las cosas, o bien el clima que rodea una escena define el estado de ánimo de los personajes).

Erotismo larvado (bajo la atmósfera de misterio laten conflictos amorosos mal resueltos y oscuros impulsos sentimentales. El paradigma de la doncella en apuros es muy frecuente; los personajes femeninos enfrentan situaciones que producen desmayos, gritos, llanto y ataques de nervios. Se apela al sentido de compasión del lector presentando una heroína oprimida por angustiosos terrores que, normalmente, se convierte en el foco de la trama. Otro paradigma insoslayable es el de la figura masculina tiránica; suele tratarse de un padre, rey, marido o guardián que requiere de la doncella una acción indigna o inadmisible, sea el casamiento forzado, el sacrificio de su castidad o alguna acción todavía más siniestra).

…..

La novela gótica vio la luz por primera vez en el siglo XVIII, teniendo sus raíces en los cuentos del folklore europeo sobre fantasmas y aparecidos. Se considera a El castillo de Otranto (1765), de Horace Walpole, como la primer novela gótica escrita. De la misma forma, los expertos aseguran que la última novela gótica escrita fue Melmoth el errabundo (1815), de Charles Maturin.

Posterior a este periodo, que parece corto, se escribieron muchos textos que tomaban ciertas características del estilo gótico gracias al nacimiento de otro tipo de narrativa, el de los fantasmas (La ghost story), que sin embargo no dejaron de reflejar la atmósfera gótica. Se agradece el deseo de algunos autores por emular el estilo gótico, ya que nos han proporcionado y deleitado con historias magníficas y llenas de espesa oscuridad.

Edgar Allan Poe, Joseph Sheridan Le Fanu, Arthur Machen, Algernon Blackwood, Bram Stoker, Mary W. Shelley, Lord Dunsany, Guy de Maupassant, Henry James, entre otros, fueron los que más cultivaron el arte gótico posterior.

bosque

Ya sea en un bosque sombrío, en un castillo tenebroso con pasadizos y ruidos extraños, criptas, sótanos, alguna ruina medieval, esqueletos, fantasmas, personajes siniestros; no importa el tiempo ni el espacio, la novela gótica siempre despertará el deseo de correr y huir o, de cerrar los ojos y esperar el final inminente.

Novelas góticas más influyentes, y otras que de ahí se inspiran:

El castillo de Otranto (1765) de Horace Walpole
Vathek (1786) de William Beckford
Los misterios de Udolfo (1794) de Ann Radcliffe
El monje (1796) de Matthew Gregory Lewis
Manuscrito encontrado en Zaragoza (1805) de Jan Potocki
Los elixires del diablo (1816) de E.T.A.Hoffmann
Frankenstein (1818) de Mary W. Shelley
El vampiro (1819) de John William Polidori
Melmoth el errabundo (1820) de Charles Robert Maturin
Vampirismo (1821) de E. T. A. Hoffmann
Nuestra Señora de París (1831) de Victor Hugo
La caída de la casa Usher (1839) de Edgar Allan Poe
Varney el Vampiro o el festín de sangre (1845-1847) de James Malcolm Rymer

La casa de los siete tejados (1851) de Nathaniel Hawthorne
Carmilla (1872) de J. S. Le Fanu
El fantasma de Canterville (1887) de Oscar Wilde

El castillo de los Cárpatos (1892) de Julio Verne
Otra vuelta de tuerca (1897) de Henry James
Drácula (1897) de Bram Stoker

 …..

Anuncios

6 comentarios en “La literatura gótica

  1. Pingback: La ghost story | Poecraft Hyde

  2. Me encanta leer novelas góticas, tienen un estilo exquisito, la narrativa es perfecta, los escenarios y los personajes con emociones desbocadas y el erotismo sútil brinda al lector un sin fin de posibilidades y “vueltas de tuerca”. Gracias por el interesante artículo y la mención de algunos títulos. Besos 😄

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s