7 libros infantiles vetados y sus ridículas razones

Una de las cosas más maravillosas que podemos tener en nuestra vida, en el ámbito que sea, es la libertad; y una de las peores es sin duda la intolerancia. Si transmitimos esto a los más pequeños cortando su derecho a la literatura nos estaremos condenando nosotros mismos.

La literatura debe ser un puente para la libertad de pensamiento, de ideas, creencias y una herramienta para la formación y construcción del carácter desde muy temprana edad. No permitamos la mutilación de pensamiento a través de los libros.

banned

Donde viven los monstruos (Where the wild things are, 1963), Maurice Sendak.
Maravillosa y conmovedora historia (y también película de 2009), fue prohibido en América del Sur en 1969 debido a que consideraban peligroso el mal comportamiento del personaje principal, Max. Acusaban a Sendak de glorificar este comportamiento y la furia mostrada por el niño. Creían que la obra era muy oscura y terrorífica…

El principito (Le Petit Prince, 1943), Antoine de Saint-Exupéry.
Novela corta para leer no una ni dos, sino muchas veces a lo largo de toda una vida, sufrió de la prohibición en Argentina bajo la dictadura de Videla a finales de los años 70´s e inicios de los 80´s. ¿La razón? Alentar a los más pequeños a una fantasía ilimitada…

El maravilloso mago de Oz (The wonderful wizard of Oz, 1900), L. Frank Baum.
Esta increíble aventura de la pequeña Dorothy, que en principio parece no tener nada censurable, lo fue en el año de 1957 por la Librería Pública de Detroit, bajo el argumento de que no tenía valor alguno para los niños de esa época, además de que les enseñaba un nuevo nivel de cobardía…

Harry Potter (1997-2007), J.K. Rowling.
La archiconocida saga del niño mago más emblemático de la literatura también fue objeto de veto. En los Emiratos Árabes, por ejemplo, se le acusó de incitar a la brujería, el ocultismo y  hasta de satanismo …

La telaraña de Charlotte (Charlotte’s Web, 1952), E.B. White.
Este clásico de la literatura infantil, que también disfruta un adulto, fue censurado en Kansas en el año 2006, debido a que consideraron blasfemos a los animales que hablaban y algo que atentaba contra toda naturaleza. Además de que el tema de la muerte lo consideraron como uno fuera de lugar dentro de un libro infantil…

Alicia en el país de las maravillas (Alice’s Adventures in Wonderland, 1865), Lewis Carroll.
Este clásico de más de 150 años de antigüedad, todo un logro de la imaginación, fue acusado en China en el año de 1931 de “rebajar” al hombre al nivel de los animales, pues estos últimos poseían el idioma humano, algo inaceptable para ellos.

Los viajes de Gulliver (Gulliver’s Travels, 1726), Jonathan Swift.
Quizá el menos infantil de de esta selección, un tanto más juvenil. A esta sátira de la sociedad, se le acusó de tratar en sus páginas el tema de la corrupción política en todos sus estratos, así como de poner en tela de juicio la colonización, algo que sin duda causaría incomodidad en aquél lejano siglo XVIII, pero que no justifica el acto…

…..

 

Anuncios

19 comentarios en “7 libros infantiles vetados y sus ridículas razones

  1. yo soy un censurador y estoy muy de acuerdo en las razones para prohibir los libros, definitivamente son unas razones muy validas aunque pudieran estar equivocadas, hay que tener cuidado con las palabras que usamos para calificar algo, asi que llamar intolerancia a algo podria tambien ser un acto de intolerancia, mirad la viga en el ojo propio.

    Me gusta

  2. Pingback: 7 libros infantiles vetados y sus ridículas razones – Por mis bigotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s