Reseña: Siempre nos quedará París, de Ray Bradbury

9788445002537

Título original: We’ll  always have Paris: stories
Editorial: Minotauro
Número de páginas: 206
ISBN: 978-607-07-3019-1

Durante su carrera como escritor, que duró más de medio siglo, Bradbury nos llevó -y todavía nos lleva- a mundos maravillosos: hacia tierras desconocidas a través de océanos, a bosques oscuros habitados por bestias acechantes, en naves espaciales que cruzan el espacio, atrás en el tiempo y adelante hacia un futuro inexplorado.

En Siempre nos quedará París, una colección de veintiún relatos y un poema nunca antes publicados, el inimitable Ray Bradbury logra de nuevo lo que pocos escritores han hecho tan bien: nos deleita con una prosa que sorprende e inspira, a la vez que revela verdades y da pie a pensamientos profundos. Sus relatos nos emocionan en su reflexión acerca de las flaquezas y debilidades humanas, y lo hacen con la magia de siempre. Ya sea explorando las innumerables maneras de renacer, las circunstancias que pueden convertir a un hombre en un asesino, o llevándonos de nuevo a Marte, Bradbury nos abre su mundo. Un mundo que nos absorbe y nos conmueve.

∞   ∞   ∞

En lugar de dar mi opinión sobre esta obra, prefiero que sea el propio autor quien lo haga. Tomado de la introducción llamada  Observar y escribir:

Los relatos que componen esta colección son la creación de dos personas: el yo que observa y el yo que escribe. Estas dos personas que viven en mi interior lo han hecho bajo un letrero que ha colgado sobre mi máquina de escribir durante setenta años: No pienses, haz.
Ninguna de estas historias está meditada; todas ellas son explosiones o impulsos. A veces son grandes explosiones de ideas que no puedo resistir, otras pequeños impulsos persuadidos para crecer.
Mi favorito es “Massinello Pietro” porque me pasó  hace mucho tiempo, cuando tenía veintipocos años y vivía de alquiler en el centro de Los Ángeles. Massinello Pietro era un amigo a quien intenté proteger de la policía y a quien ayudé cuando acudió al juzgado. El cuento inspirado en esta amistad es básicamente fiel a la verdad y no tuve más remedio que escribirlo.
El resto de los relatos, uno tras otro, me los ha inspirado la vida, desde la juventud hasta  la mediana edad y estos últimos años. Todos y cada uno de ellos han sido una pasión. Los escribí porque tuve que hacerlo. Para mí escribir historias es como respirar. Observo: tengo una idea, me enamoro de ella y procuro no pensar mucho en ella. Luego escribo: procuro volcar la historia en el papel en cuanto tengo ocasión.
Tiene entre manos la obra de los dos seres vivos que viven bajo mi piel. Algunos de los cuentos le sorprenderán. Y eso está bien. Cuando se me ocurrieron, cuando pidieron nacer, muchos de ellos también me sorprendieron a mí. Procure no darles muchas vueltas, intente únicamente amarlos tanto como yo.
Son todos suyos.

Ray Bradbury
Agosto de 2008

Mi calificación en Goodreads: 4 estrellas (4/5)

Anuncios

3 comentarios en “Reseña: Siempre nos quedará París, de Ray Bradbury

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s