El último suspiro de grandes escritores

Seres complejos y de imaginación inigualable, así son cada uno de los escritores que han dejado una huella profunda en la historia universal. Apasionados y singulares, su último suspiro no pasó desapercibido, regalando al mundo una última frase memorable. Veamos:

Edgar Allan Poe:
«Que Dios ayude a mi pobre alma»

Franz Kafka:
“Máteme, si no, usted es un asesino”

Anton Chejov:
«Me muero»

Honoré de Balzac:
«Ocho horas con fiebre, ¡me habría dado tiempo a escribir un libro!»

Lewis Carroll:
“Quíteme esta almohada. Ya no la necesito”

Lord Byron:
«Ahora yo me iré a dormir. Buenas noches»

James Joyce:
“¿En serio nadie la entiende?” (Preguntando por su novela Finnegans Wake)

Maximo Gorki;
«Habrá guerras… Hay que prepararse”

Henry James:
“Al fin, esa cosa distinguida”

Walt Whitman:
«¡Mierda!»

H.G.Well:
«Vete, estoy bien»

Oscar Wilde:
«Muero como he vivido, por encima de mis posibilidades»


¿Conoces otra última frase? Aporta.

5 comentarios en “El último suspiro de grandes escritores

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s