Opinión: «Aguas profundas. Relatos de terror y misterio en el mar», VV.AA.

Año de publicación: 2017
Editorial: Valdemar (Colección Gótica #110)
ISBN: 978-84-7702-874-1
No. de páginas: 682

El mar es mutabilidad, misterio, movimiento. ¿Qué tiene el mar que nos seduce tanto? ¿Acaso sentimos una atracción atávica, irrefrenable, por volver a su seno porque de él surgieron nuestros más remotos ancestros? Pero el mar también ha sido siempre un lugar peligroso, una entidad implacable, hermosa pero implacable, indiferente a nuestras vidas, pensamientos o emociones. Los hombres, no obstante, se han aventurado en sus aguas desde la más remota antigüedad y las han surcado con la esperanza de encontrar nuevas tierras y paraísos soñados.

  • Madre mar (poema), William Hope Hodgson
  • El misterio de los barcos perdidos, Arturo Pérez Reverte
  • A poniente, Jack London
  • En la isla de los hombres azules, Robert W. Sneddon
  • Niebla, Dana Burnet
  • Superstición marina, John Masefield
  • El hombre que llegó con la marea, Daniel Pérez Navarro
  • La historia del oficial de policía, Henry Fielding
  • Una isla encantada, Algernon Blackwood
  • Desaparecido, Bill Adams
  • El navío de los hombre silenciosos, Philip Fisher
  • El pescador de Cabo Halcón, H.P. Lovecraft & August Derleth
  • Los fantasmas del Samoa, Hammond Innes
  • El barco del grano, Morgan Robertson
  • La muerte fantasma, William Clark Russell
  • El océano embrujado, John B. Ford
  • Polizón, Claire D. Pollexfen
  • Sudario de hielo, Luis Mollá Ayuso
  • Derrelicto, Hugh B. Cave
  • Surgido del mar, Donald Wandrei
  • La canción de las sirenas, Edward Lucas White
  • El faro, Edgar Allan Poe & Joshua Snow
  • Las campanas de Océana, Arthur J. Burks
  • La isla maldita, Mary E. Counselman
  • Terminar el trabajo, Emilio Bueso
  • El barco en la botella, P. Schuyler Miller
  • Segunda noche mar adentro, Frank Belknap Long
  • La historia de Davy Jones, Elizabeth Walter
  • Adiós (poema), William Hope Hodgson

En más de una ocasión he expresado mi interés por las novelas y relatos desarrollados o relacionados con el Mar; así que Santa Claus no pudo evitar obsequiarme este título maravilloso las Navidades pasadas. Como se puede apreciar es una antología sumamente completa, con un total de 29 textos muy bien seleccionados por José María Nebreda, traductor especializado en terror. Y es que quién no ha sentido admiración y terror por ese mundo que no es casi completamente desconocido como es el Mar, fenómeno imparable y mutable en todo momento, origen de la vida.

Me parece un tanto complicado comentar una antología tan extensa como esta, sobre todo si tomamos en cuenta que incluso para el encargado de la selección fue complicado obtener información de cada autor, pues muchos de ellos son en realidad completamente desconocidos, prácticamente autores fantasmas. Esto sin duda aporta mucho valor al ejemplar, pues de otra forma difícilmente podríamos disfrutar de estos.

Destacan algunos nombres como Hodgson, Poe, Lovecraft, Blackwood, London, entre pocos otros, pero sin duda son mucho más los desconocidos. De estos nuevos autores destaco a Robert W. Sneddon (En la isla de los hombres azules); John B. Ford (El océano embrujado), un relato con toques de Lovecraft y posiblemente el que más impacto causó en mí. Claro que, El faro de Edgar A. Poe, que no recuerdo haberlo leído con anterioridad, es todo un deleite.

El libro concluye con un Glosario de términos náuticos de gran ayuda para el lector promedio con pocos o nulos conocimientos náuticos. Además, por si esto no fuera suficiente, nos muestra 3 gráficos muy detallados. Velas, arboladuras y partes de la cubierta de un barco son mencionados en estos gráficos.

Cuando muera
No esperaré que la tierra me acune
No esperaré que el cielo me tome,
Mi alma se dirigirá hacia el ancho,
Profundo, maravilloso, acogedor océano.

¡El mar, el mar!
Cuando yo, tu criatura, haya atravesado el velo
Y descubierto al fin la terrible verdad Divina,
Y cuando Él, con un frío gesto de su mano,
Me haga señas desde las mudas puertas del Cielo,
Llamándome a la desolación de una tierra desconocida,
Entonces tú, Madre Mar, envuélveme,
Envuélveme y que tus brazos acunen
Mi alma estremecida hasta que Dios aplaque su ira.

Madre Mar, William Hope Hodgson

Mi calificación en Goodreads fue de 4 estrellas (4/5).

Visita mi librería en línea (solo para México):
https://www.facebook.com/FiccionesLibreria/shop/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s