El último suspiro de grandes escritores

Seres complejos y de imaginación inigualable, así son cada uno de los escritores que han dejado una huella profunda en la historia universal. Apasionados y singulares, su último suspiro no pasó desapercibido, regalando al mundo una última frase memorable. Veamos: Edgar Allan Poe: “Que Dios ayude a mi pobre alma” Franz Kafka: “Máteme, si no,…