Escritores clásicos y sus mascotas

Porque no todo para los escritores son letras y máquinas de escribir.      

Receta para un «Bukowski»

Por  Neil Baldwin. Tomar una porción de Hemingway, añadir una dosis de humor (del que Hemingway extrañamente carece), mezclar con un puñado de hojas de afeitar y varios litros de vino barato, luego una o dos gotas de ironía, agitar bien y leerlo al final de la noche: así tendrá el auténtico sabor Bukowski.