Elogio al Infierno de una Dama

Por Charles Bukowski. Algunos perros que duermen a la noche deben soñar con huesos y yo recuerdo tus huesos en la carne o mejor en ese vestido verde oscuro y esos zapatos de tacón alto negros y brillantes, siempre puteabas cuando estabas borracha, tu pelo se resbalaba de tu oreja querías explotar de lo que…

Las letanías de Satán, de Charles Baudelaire

¡Oh, el más sabio y más bello de los ángeles todos, Dios privado de suerte a quien nadie bendice oh Satán, ten piedad de mi larga desdicha! ¡Yo te llamo el gran Príncipe del destierro, agraviado y que cuando es vencido, vuelve a erguirse más fuerte, oh Satán, ten piedad de mi larga desdicha! ¡Tú…

El vampiro, de Charles Baudelaire

Tú que, como una cuchillada, En mi corazón doliente has entrado; Tú que, fuerte como un tropel De demonios, llegas, loca y adornada, De mi espíritu humillado Haces tu lecho y tu imperio, —Infame a quien estoy ligado, Como el forzado a la cadena, Como al juego el jugador empedernido, Como a la botella el…

Viceversa, de Mario Benedetti

Tengo miedo de verte necesidad de verte esperanza de verte desazones de verte tengo ganas de hallarte preocupación de hallarte certidumbre de hallarte pobres dudas de hallarte tengo urgencia de oírte alegría de oírte buena suerte de oírte y temores de oírte o sea resumiendo estoy jodido y radiante quizá más lo primero que lo…