Inicio de una obra

Era una bella mañana clara y tibia de fines de agosto. La reunión de la familia Karamazov, con el starets Zossima, debía tener lugar a las once y media, inmediatamente después de la última misa.

Habían recurrido a este medio desesperado, a un consejo de familia, para intentar allanar las diferencias existentes entre Fedor Pavlovitch Karamazov y su hijo primogénito Dimitri Fedorovitch. Confiaban en que la dignidad y la personalidad del starets podrían imponer la reconciliación entre ambos.

Los hermanos Karamazov
Fedor Dostoievski.

Starets. Maestro y consejero en los monasterios ortodoxos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s